Lenguas romances

Las lenguas romances son una de esas ramas que, sometidas al tiempo, han originado varias de nuestras lenguas actuales. Las lenguas romances son una herencia para el mundo propiamente desde el continente europeo.

Qué son las lenguas romances

Son una de las ramas de las lenguas indoeuropeas que se encuentran muy estrechamente relacionadas entre sí. Además, históricamente aparecen como una evolución, dicen unos, o un equivalente, afirman otros, del latín. De allí que también sean denominadas lenguas neo-latinas.

Las lenguas romances, también denominadas románticas, se dice que surgieron del, o, a la par, del latín, pero no en sentido general. Específicamente, más bien, se habla que surgió del latín vulgar. Por este debe entenderse algo que perteneció al hablar cotidiano, es decir, del vulgo.

Adicionalmente, podemos decir que las lenguas romances son una de las pocas ramas que sobrevivieron al imperio romano. Pues bien, se sabe que este hizo desaparecer a la prácticamente lengua melliza del latín, el falisco. Además de las osco-umbras.

Origen de las lenguas romances

En realidad, no hay un consenso respecto a cuándo fue su inicio. De allí que se hayan propuesto tantas teorías para explicarlo. Cada uno, con su cierto grado de aportes e incógnitas. Aquí nos orientaremos principalmente por los trabajos históricos que han intentado de encontrar una conexión, más o menos aceptable, al tema.

Primero que nada, hay que delinear el surgimiento del latín vulgar. Para que se entienda con mayor perspectiva el surgimiento de las lenguas romances. Por cierto, como se ve, somos partidarios de la idea que afirma este, surgió del latín vulgar.

Ahora bien, en Roma había textos literarios, o, más bien, discursos urbanos, como se les llamaba. Estos se encontraban limitados, estancados, por la gramática. Por ello el hablar de cada día no correspondía al latín denominado clásico. Es decir, este era muy formal.

De allí que se desarrollaron discursos más libres. Obviamente no de manera consciente. Estos recibieron el adjetivo de “plebeyos”. Y eran empleados principalmente por comerciantes, soldados y el pueblo llano. De él, por cierto, no tenemos noticias directas. Solo es mencionado, a veces citado. De allí que se le conozca. Pues quien escribía y hoy leemos, lo hacía con el otro latín.

Sin embargo, esto es suficiente para darnos a entender que el mismo era una de las lenguas vivas. Es decir, fue empleado por personas ampliamente. Y, como toda lengua, sujeta a la evolución, a su cambio, este también lo hizo.

De allí que no podamos estar sorprendidos de cuando nos llegue las primeras noticias de las lenguas romances por medio de inscripciones aquí y allá. Principalmente a manera de noticias sobre “esas lenguas vulgares”, reunidas por estar asociadas al vulgo más bien que por su rica diferencia.

No obstante, pese a esto, no se puede dar cuenta de un verdadero período en que surgieron. Ni a tal o cual pueblo atribuírselo. De momento, aún debemos acomodarnos a rumiar de las teorías e intentar dar mejores explicaciones.

Origen cronológico aproximado de las lenguas romances

No obstante, se puede señalar, con mayor o menor precisión, que ciertamente comenzaron a darse en las siguientes fechas. Entre el 200 a.C. y el 400, comenzaron las lenguas romances a diferenciarse. Aunque en un estado básico. Siendo aún un latín vulgar confuso.

Del 500 al 600, las lenguas romances se comienzan a perfilar cada una como autónomas. Sin embargo, aún, desde una perspectiva de élite, para la época, se le conocía como un latín aún confuso. Como dijimos más arriba, no se apreciaba la riqueza de sus diferencias.

Ya para el año 800, se estima que cada una de las lenguas romances estaban configuradas como autónomas. El grado de aceptación o rechazo de la élite podríamos decir que no varió. Pero esto no importa pues ya existían de hecho.

Cuáles son las lenguas romances

La pregunta es tan general, que está, en cierto sentido, mal planteada. Las lenguas no han sido nunca las mismas, idénticas a sí. Aunque establezcamos una especie de continuidad en ellas. Pues, en realidad, constituyen algo vivo, dinámico, que solo encuentra su lugar en las particularidades culturales. Es decir, en la fisionomía de cada sociedad.

Sin embargo, al día de hoy, pueden ser agrupadas bajo ese término las siguientes lenguas. Gallego, portugués, asturiano-leonés, castellano, aragonés, mozárabes. Francés, franco-provenzal, romanche, friulano, ladino. Catalán, valenciano, occitano-gascón, ligur, piamontés, lombardo, emiliano-romañolo, véneto. Italiano, romanesco, napolitano, siciliano, rumano, sardo, dálmata.

Tipos de lenguas romances

Tipos de lenguas romances

Las lenguas romances han sido agrupadas en 9 tipos distintos. Uno de ellos, sin embargo, de momento es descartado de nuestra lista. La razón es que ya se trata de lenguas propiamente muertas. Estudiadas por especialistas. Así, entonces, trataremos sólo 8.

Las lenguas iberorromances son uno de los tipos. Las mismas se desarrollaron en los territorios que ocuparon los romanos a mediados del año 415. Estos fueron la península ibérica, el sur de las Galias, actualmente Francia, el norte de Magreb y Suevia. Actualmente comprende al portugués, asturiano-leonés, gallego, castellano, aragonés y mozárabes.

Otro de los tipos son las lenguas romances insulares. Son caracterizadas por su arcaísmo lingüístico. Actualmente comprende al sardo y el antiguo corso. Las lenguas balcorrumanas son otro de los tipos. Comparten como característica especia el que sus vocales tónicas difieren de las romances orientales. Actualmente comprende al rumano, meglenorrumano y el istrorrumano.

De entre los tipos el más discutido hasta el momento son las lenguas galorromances. Más que nada porque su unidad interna es compleja. Y, fueron agrupados más que nada por términos geográficos que no está libre de controversias. Comprende al francés y el franco-provenzal.

Las lenguas retorromances, al igual que la anterior, también han sido agrupadas según criterios geográficos. Sin embargo, están libres de controversia por su adecuada coherencia interna. En estos tipos se incluye el romanche, ladino y friulano.

Las lenguas italorrománicas poseen una coherencia interna bastante estable y aceptable. Más que nada por la estabilidad de convivencia que allí se encuentra. Aquí se comprende, el italiano, napolitano, siciliano, romanesco y corso-gallurés.

Otro de los tipos que podemos hallar es el de las lenguas galoitalianas. Posee, respecto a la anterior, menos coherencia, pero esto se explica históricamente. Bajo estas lenguas se agrupan el ligur, véneto, piamontés, emiliano-romañolo y lombardo.

Por último, entre los tipos de lenguas romances tenemos las occitanorrománicas. Su clasificación está en disputa, por algunos incluir algunas de las lenguas de aquí en otros de los tipos. Podemos señalar, como más o menos consensado, que pertenecen a este grupo el catalán, valenciano y el occitano-gascón.

Dónde se hablan las lenguas romances

Aunque estas lenguas romances propiamente surgieron en Europa, las mismas se ha extendido por el mundo. Más que nada, tanto a África como a América, tanto por temas de colonización, como, por huidas de luchas intestinas en los países de Europa. Esto fue un proceso largo de 500 años, en números redondos.

Así pues, lego como consecuencia, el que diversos países abandonaran, o, se minimizaran sus lenguas propias en pro de las nuevas, En algunos casos, incluso, se logró que se perdieran. Tales países que llevaron ese destino fueron los siguientes. Toda América Latina. Parte de África, considerada hoy latina. Canadá. Estados Unidos. Filipinas. India, algunas partes. Polinesia. Vanuatu. Entre otros.

Mapa de las lenguas romances

Mapa de las lenguas romances

El planteamiento es algo ambiguo aquí también, y, nos excusamos. Pues las lenguas romances han variado a través de la historia y corresponden a la particularidad de cada sociedad, como habíamos mencionado. Pese a ello, aquí avanzaremos un mapa contemporáneo de las mismas.

Él está sujeto a cambios, y, no es el modelo definitivo contemporáneo. De hecho, pueden encontrarse diferentes tipos como quizás haya intuido más arriba. Pero, a nuestro juicio, es uno de los mejores. Juzgue usted por su cuenta, comparándolo con lo dicho aquí y el mapa que otro le puede brindar con una agrupación distinta.

Palabras clave: lenguas; romances; mapa; dónde; hablan; tipos; cuáles; origen.

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Vote count:

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Deja un comentario