Textos en latín

Aunque el latín es una lengua muerta, aún sigue demostrando su actualidad. Más que nada por la riqueza de expresiones que nos brinda. Así pues, por ello, nos hemos dado a la tarea de presentar los textos del trabajo de los grandes.

Textos en latín de Cicerón.

Textos en latín de Cicerón.

Siempre antes de hablar de los textos de los autores, es importantes dar una breve reseña de quiénes fueron estos. Más que nada porque una obra nunca se entiende sino sabiendo desde quién surgió. Así pues, procederemos en cada apartado.

Marco Tulio Cicerón nación en 106 a.C. y murió el 43 a.C. Se desempeñó en diferentes disciplinas como la jurisprudencia, política, filosofía, retórica y literatura. Suponer que contribuyó más en una que en otra sería dar cuenta de una manera muy errada de su trabajo.

Sus textos más notables fueron La República. Que prácticamente es un ensayo, en 6 libros, de filosofía política donde examina las diversas formas de gobierno, el poder, entre otras cosas. De la legislación, donde trata cómo han de ser las leyes religiosas, examina las prerrogativas de varias magistraturas, y, trata sobre la justicia y las leyes en general.

Textos en latín de Virgilio.

Virgilio fue un ciudadano romano nacido en el año 70 a.C. y muerto en el 19 a.C. Se desempeñó en la poesía, primeramente. Aunque también estudió filosofía, matemáticas, retórica, astrología, medicina, botánica y zoología. Todo esto, entre las escuelas de Mantua, Cremona, Milán, Roma y Nápoles.

En su primera etapa de vida fue altamente influido por el epicureísmo. Sin embargo, como cualquier otro autor genial en la historia, su postura no fue fija y evolucionó desde alía hacia un platonismo. De allí que su obra sea considerada una de las más bellas y perfectas síntesis, no sincretismo, de las principales corrientes espirituales romanas.

Escribió varios textos. Sin embargo, entre ellas resaltan primordialmente 3. Las bucólicas, primeramente, donde narra 10 historias diferentes. La Eneida, una epopeya latina con el fin de exaltar la mitología acerca de la fundación del imperio romano. Y, por último, Las geórgicas, donde da cuenta de las labores agrícolas y exalta la vida rural.

Textos en latín de Séneca.

Lucio Anneo Séneca, nació el 4 a.C. y murió en el 65. Se desempeñó como filósofo, político, orador y escritor romano. Además, fue cuestor, pretor y senador del Imperio romano durante el gobierno de Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón.

Sus textos más notables son solo 2. Aunque contienen en sí toda su doctrina estoica. En efecto, en el primero, Sobre la felicidad, el mismo expone sus ideas sobre la naturaleza, la razón y cómo el hombre ha de vivir en armonía con aquella con ayuda de esta. En el segundo, Cartas a Lucilo, se expone en cada una de ellas observaciones de la vida cotidiana de donde se deduce un principio por cada una.

Textos en latín de San Agustín.

Textos en latín de San Agustín.

También conocido como Agustín de Hipona. Nació el 354 y murió el 430. Fue el máximo pensador cristiano en el primer milenio, pues, luego vendría un tal San Tomás de Aquino en el siguiente, de allí la distinción.

Además, escribió dos de los textos más maravillosos de su época. Las confesiones, que inauguraron el relato auto-biográfico, además de ser una hermosa exposición de la vida de su autor. Y, La ciudad de Dios, una obra donde hace una exposición del curso del mundo y justifica porqué, ha llegado a su estado último.

Textos en latín de San Tomás de Aquino.

Tomás de Aquino, nacido en 1224 y muerto en 1274, fue el mayor autor teólogo del segundo milenio después de Cristo, aunque también se desempeñó en filosofía. Su contribución mayor se encuentra en su obra: la Suma teológica. Un tratado donde aborda los más diversos temas desde Platón.

Palabras clave: textos; latín; autor; desempeñó; obra

 

¿Qué tan útil fue esta publicación?

¡Haz click en una estrella para puntuarla!

Puntuación media / 5. Vote count:

As you found this post useful...

Follow us on social media!

We are sorry that this post was not useful for you!

Let us improve this post!

Deja un comentario